Consejos esenciales para una buena alimentación canina

Estilo de vida

Consejos esenciales para una buena alimentación canina

Autor  | 

Las necesidades nutricionales de un perro pueden ser diferentes a las nuestras. Lo que consideramos saludable para una persona puede no ser suficiente o apropiado para ellos. Para proporcionar la mejor nutrición disponible a tu perro tendrás que comprender sus necesidades específicas y cómo administrarlas. Después de todo, hacerse cargo del “mejor amigo del hombre” requiere un mínimo de preparación y conocimiento.

Tu perro necesita los nutrientes esenciales para crecer. Si no recibe los nutrientes adecuados puede sufrir de una mala salud, un mal desarrollo, letargia y encontrar su esperanza de vida reducida.

Los perros, como la mayoría de formas de vida animal, necesitan los nutrientes básicos para sobrevivir:

  1. carbohidratos
  2. proteínas
  3. grasas
  4. vitaminas
  5. minerales

Estos nutrientes sirven diferentes funciones para mantener la salud y bienestar de tu perro. Esta breve guía expone con más detalle la necesidad de estos nutrientes para un perro.

  1. Proteínas: los ladrillos de la salud de tu perro.

Las proteínas son químicos compuestos de aminoácidos. Tu perro puede producir algunos de estos químicos en sus propios cuerpos. El resto debe ser suplementado a través de la comida. Las mejores fuentes de estos aminoácidos son la carne y sus subproductos. Los perros pueden extraer proteínas de estas fuentes mucho más fácilmente que de las plantas. El pienso que actualmente se suministra contiene también estas proteínas pero es muy importante acompañarlo de la ingesta de agua debido a los componentes que contienen.

Escoge alimentos que tengan una cantidad adecuada de proteína en ellos para ayudar al crecimiento de tus cachorros y perros de trabajo. Un exceso, no obstante, puede causar problemas de riñón y es una causa conocida de problemas temperamentales.

  1. Grasas: proporcionando otros nutrientes al cuerpo.

Las grasas suenan como si fueran algo malo – todo el mundo trata de evitarlas porque causan una gran cantidad de problemas de salud. Sin embargo los perros, como el hombre, también tienen una necesidad de ingerir estos nutrientes – aunque en una cantidad moderada.

La cantidad apropiada de grasas es necesaria para una buena salud de la piel, y para transportar las vitaminas solubles en grasas. Las grasas son esenciales para un correcto funcionamiento del riñón y una buena salud reproductiva. Además vuelven la comida más sabrosa. Demasiadas grasas darán como resultado obesidad y letargia.

  1. Carbohidratos: el combustible del perro.

El cincuenta por cien de la dieta de tu perro debería consistir en carbohidratos, ya que los necesitan para su energía. El maíz es una de las fuentes más populares de este nutriente, junto a la soja. Si la fuente de este nutriente es limpia y de una buena calidad nutricional entonces también debería valer.

  1. Vitaminas y Minerales: manteniendo la salud de tu perro.

Habría sido más fácil si tu perro solo tuviera que engullir las vitaminas y minerales para conseguir una salud óptima. Pero lo cierto es lo opuesto. Tu perro necesita una cantidad exacta de vitaminas y minerales para estar saludable. Aunque tu perro pueda recibir estos nutrientes de la comida, los suplementos vitamínicos para perros pueden resultar de ayuda. Los piensos comerciales especialmente formulados también lo hacen más fácil a la hora de proporcionar una buena nutrición.

En conclusión, si queremos mantener a nuestro perro con una salud adecuada debemos tratarlo con los mismos cuidados con los que “deberíamos” tratarnos a nosotros mismos. Dieta equilibrada y ejercicio.

Al servicio de la comunidad canina

1 Comentario

  1. Pingback: Cómo garantizar que tu cachorro crecerá saludablemente

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *